Fabulist no es una agencia de viajes

Cuando hablan de nosotros, dicen que somos una agencia de viajes, pero se equivocan.

Viajeros, sí. Viajeros de mochila y albergue, a veces; de maleta y avión, otras; de descubrimiento y asombro, siempre. Viajeros también de la vida, por la forma de abordar los proyectos y navegar las situaciones.

shutterstock_176490209

Lo cierto es que, si el viaje es una práctica habitual, la exploración se convierte en una parte intrínseca de ti, de cómo ves la vida y cómo te desenvuelves. ¿Sabes ese momento que caminas por una ciudad ajena y algo tan cotidiano como los nombres de las calles te desconcierta? Es el momento en que se despierta una parte de ti que ya para siempre dirá “¿por qué?”, esa pregunta que los niños lanzan hasta agotar a los adultos y los adultos deberían seguir lanzando para dejar un mundo mejor.

El autor Samuel Johnson decía que viajar sirve para regular la imaginación con la realidad, y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán. Y también sirve para cargar tu realidad de recursos creativos, poblar la mente de mundos alternativos y ser conscientes de que es posible hacer más y hacerlo mejor. Nunca hay que renunciar a viajar, aunque vayamos cambiando de etapa, de circunstancias y de compañeros de viaje.

Algunos capítulos vitales se abren con una fuerza inusitada: ser madre te cambia la vida, sí, pero algunas constantes nos ayudan a hilar tramos. Con la tozudez de un intrigado niño de dos años, nos preguntamos el ya famoso “¿por qué?” ¿Por qué hay que renunciar a aventuras familiares donde grandes y pequeños tienen su espacio y comparten la ilusión? ¿A alojamientos razonables donde las necesidades de todos estén cubiertas? ¿A la autenticidad del destino y al sentimiento de maravillarse? ¿Por qué no son compatibles las facilidades de la tecnología y el sentido común de lo cotidiano?

La respuesta es que las cosas sí se pueden hacer de otra manera. Así nace Fabulist, como un camino que se hace al andar, una convicción del viajero que todo se lo pregunta. Fabulist es una gesta, una epopeya, un acto de renuncia al turismo encorsetado, a todo lo extremadamente sigloveinte del mundo de los viajes. Tendemos la mano al siglo veintiuno, a la inteligencia colectiva, a las experiencias antes que los destinos y, sobre todo, a las familias, para que la vida con niños pueda seguir llena de aventuras viajeras.

shutterstock_245007754

Fabulist no es una agencia de viajes: es un viaje que emprendemos y queremos compartir con todos los viajeros; es una aventura, una nueva forma de hacer las cosas para poder seguir disfrutando de lo mismo de siempre, de nuestro mundo y del de los demás, de nuestra realidad y la de los otros.

Por eso juntamos un equipo con apasionados de los viajes, de la tecnología, del emprendimiento y de las familias. Por eso nos entusiasmamos con la idea de hacer reales los viajes de mamás blogueras, de poner la tecnología que permitiría compartir, de verdad, sus aventuras. Por eso en nuestros viajes siempre hay planes que dan sentido a cada día. Y por eso trabajamos incansablemente, un paso detrás de otro, mapa en mano y vista en el horizonte, preguntándonos siempre “por qué” y disfrutando siempre del “cómo”.

¿Y tú? ¿Viajas?

www.FabulistTravel.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *