Turismo Rural: la opción perfecta para desconectar

De entre todas las ventajas que tiene el Turismo rural, una de las más buscadas y más deseadas es el descanso y la tranquilidad. Y es que el contacto con la naturaleza nos trae a los adultos esa paz que muchas veces no tenemos en nuestro día a día cuando tenemos que lidiar con el estrés de las multitareas, el bullicio, el tráfico, el trabajo, ir de acá para allá…, a los niños el desahogo de correr al aire libre, y a toda la familia poder respirar aire limpio y hacer actividades diferentes a las que hacemos todos los días.

Alquilar una casa rural para unos días puede resultar una muy buena opción para desconectar. Hay maravillosos alojamientos situados en enclaves naturales de gran belleza que poco a poco van incorporando más instalaciones y actividades, especialmente diseñadas para los más pequeños. En Fabulist Travel, uno de los alojamientos rurales más encantadores y espectaculares que conocemos está situado en la Sierra de Aracena (Huelva) y se llama Finca La Fronda. Unos paisajes maravillosos, un cielo nocturno lleno de estrellas, rutas a caballo, instalaciones inmejorables, entre las que destacamos la piscina, tiro con arco, manualidades en inglés para los niños, rutas micológicas, paseos a lomos de un burro…y muchísimas cosas para hacer en un entorno que aporta exactamente lo que vas buscando: paz y descanso para ti, diversión para tus hijos y contacto con la naturaleza y comodidad para todos.

En los últimos años, el turismo rural en España se ha convertido en una de las opciones más demandadas no sólo por parejas y grupos, sino también por familias con niños. Las encuestas del Observatorio del Turismo Rural muestran que éstos últimos representan cerca del 31% de los clientes de turismo rural, casi todos con la preferencia de las casas rurales o los hoteles vacacionales.

Los viajeros proceden de prácticamente toda la geografía nacional, pero los destinos rurales más demandados son Andalucía, Asturias, Cataluña, Madrid y Valencia, a los que acuden especialmente en Otoño y Semana Santa. Aunque nosotros pensamos que es ideal para todas las épocas del año, tanto en verano, donde se puede disfrutar de las piscinas que algunos alojamientos tienen, como en invierno, donde podemos disfrutar de los paisajes nevados de algunas zonas.

Mucha variedad de opciones

El simple hecho de hacer una escapada o unas vacaciones de Turismo rural, ya supone pasar el tiempo en familia en un entorno diferente, y podemos aprovechar para hacer actividades nuevas y originales. Sin duda, vamos a encontrar un sinfín de propuestas para todos los gustos y al alcance de todos los bolsillos, para tener vuestro viaje a la medida perfecta.

En cuanto a alojamientos, encontramos muchos hoteles rurales con unas instalaciones preparadas para niños, pero también, opciones como las casas rurales nos dan más libertad e intimidad además de que son muy prácticas para viajar con niños. Campings, apartamentos rurales e incluso hay alternativas muy originales y con una demanda cada vez mayor, como son el Agroturismo, y desconectar en una auténtica granja o hacer algo que a los más pequeños les encantará: alojaros en una cabaña en un árbol.

Qué se puede hacer

Antes de salir de viaje, sea rural o no, hay que planificarlo, dejando los detalle bien atados, sobretodo cuando vamos con niños. Una de las ventajas de viajar con Fabulist Travel, es precisamente este aspecto: podéis despreocuparos de la planificación y de buscar alojamientos apropiados para los niños, porque nosotros os vamos a ofrecer siempre la opción más cómoda para toda la familia, y además, os damos una serie de actividades tanto para niños como para mayores, que son específicas y típicas del lugar a dónde vais, y que están recomendadas por viajeros que ya las han realizado.

Entre las actividades más usuales del Turismo rural están los paseos y caminatas por la montaña, con rutas para todos los públicos según su nivel de dificultad, incluso puede que haya algunas acondicionadas para realizarlas en bicicleta. Estas rutas nos permiten hacer ejercicio al aire libre disfrutando de bonitos paisajes.

Para el buen tiempo, es una magnífica idea llevarse el traje de baño y disfrutar de un chapuzón en algún lago o río, y hacer un picnic al aire libre. Eso si, tened siempre la precaución de recoged los residuos al marcharos y tened cuidado si hacéis algún fuego, sobretodo en zonas de alto riesgo de incendio.

Una actividad muy educativa para los niños es la visita a granjas, donde pueden ver a los animales y conocer los oficios del campo, así pueden descubrir y valorar actividades que quizá sean desconocidas para ellos, pero que son muy importantes para todos nosotros.

Hacer la maleta

Hay muchas cosas que podríamos llevar en la maleta, sobretodo viajando en familia, pero los imprescindibles son: ropa y calzado cómodos, alguna prenda de abrigo, aunque sea verano, ya que puede refrescar por la noche, productos de higiene y objetos que utilizáis todos los días (jabón, cremas, toallitas, pañales, silla de paseo, trona…). Para el sol, crema solar, agua en las excursiones, gafas de sol y gorras.

Por último, recordaos que los desplazamientos en coche es importante revisar los sistemas de seguridad infantiles (como los de Rivekids), el descanso cada 2 horas en largas distancias, y comprobar que el vehículo está en perfectas condiciones antes de salir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *